loader

Contactese

(+598) 2709 6908*

Avda Fco. Soca 1573

Montevideo - Uruguay

C.P. 11600

10:00 - 18:30 hr

Lun - Vie

Recomendaciones útiles al contratar un Seguro

Blog Single

Generales

Al contratar un seguro, tenga la tranquilidad de que su patrimonio actual y futuro así como su nivel de vida quedarán protegidos.

Al hacer un plan de seguros, usted deberá elegir, y si no puede contratar todos los seguros que desearía, es prioritario estar bien asegurado contra aquellos percances que aun teniendo menos probabilidades de ocurrir implican mayores perjuicios. Así pues, es preferible asegurarse contra el riesgo de invalidez que contra la rotura de cristales o los daños producidos por el agua, aun sabiendo que es mucho más probable que se produzca esto último que lo anterior.

No tome como criterio para hacerse un seguro la comparación entre lo que le cuesta y lo que cree que podrá recuperar por la posible ocurrencia de siniestros. No haga sus seguros para ganar dinero. Usted no conoce las posibilidades de ocurrencia de cada suceso ni los que pueden ocurrirle.

Consulte a Corredores-Asesores profesionales, y éstos le brindarán asesoramiento sin compromiso. Si decide contratar una póliza le aconsejarán y ayudarán cuando tenga un siniestro gracias a su experiencia y capacitación.

Conozca bien los seguros que vaya a contratar. Lea las Condiciones de Póliza, al menos en lo que hace referencia a la cobertura: los riesgos cubiertos y los excluidos. Tenga presente que no existen los seguros a ‘todoriesgo’, literalmente hablando, este término comercial es inexacto. El seguro puede ser muy completo pero siempre existen riesgos que por diversos condicionantes-legales, técnicos, etc. no quedan cubiertos y así queda perfectamente indicado en la póliza.

post services
post services

En caso de Robo

Como evitarlos:

  • La instalación de dispositivos electrónicos de alarma dará mayor seguridad a su vivienda. Consulte a establecimientos especializados.
  • Instale una puerta blindada o una puerta normal con dos puntos de cierre como mínimo y sin hueco entre la puerta y el marco.
  • Refuerce la parte de las bisagras con pivotes de acero o ángulos metálicos que impidan apalancar.
  • Coloque en la puerta una mirilla panorámica e instale una luz en el rellano de la escalera. No abra la puerta a nadie sin mirar antes por la mirilla.
  • Ponga en todas las ventanas y balcones persianas con cerrojos interiores.
  • Proteja con rejas las ventanas de fácil acceso desde el exterior. La separación entre los barrotes no debe ser mayor de 12 cms., debiendo estar adecuadamente ancladas a las paredes.
  • Preste especial atención a las ventanas y terrazas cercanas a lugares por los que se pueda trepar con facilidad. Los árboles pueden ser un elemento utilizado para el acceso a su vivienda.
  • Cierre siempre las puertas de la azotea y del garaje si se comunican con la vivienda.
  • Pida a los empleados de empresas de servicios que se identifiquen, y en caso de duda, llame a la empresa para su comprobación, pero no utilice el número de teléfono que conste en la tarjeta del empleado.
  • No accione el portero automático sin saber quien llama, pues compromete Vd. la seguridad de todos sus vecinos.
  • No confíe demasiado en los perros como elementos de disuasión de los ladrones; son fáciles de engañar.
  • No cierre los armarios y cajones para evitar roturas innecesarias.
  • El talonario de cheques no debe estar al lado de documentos que tengan su firma.
  • No tenga mucho dinero en casa, alhajas, u objetos de valor.
  • Deposite sus objetos de valor en cajas de seguridad bancarias.
  • Haga un inventario de sus efectos personales, indicando marca, tipo y número de fabricación y procure marcar los objetos de valor.
  • Lleve consigo pequeñas cantidades de dinero en efectivo. Utilice tarjetas de crédito.
  • No comente su proyecto de viaje o vacaciones con personas desconocidas.
  • Haga uso de todas las medidas de seguridad de que disponga aunque sólo se vaya a ausentar por poco tiempo.
  • No baje totalmente las persianas cuando se vaya de vacaciones.
  • Deje encargado a alguien, cuando se ausente de su casa durante un cierto tiempo, que recoja la correspondencia del buzón para que no se acumule.
  • Si el período de ausencia es largo, instale un temporizador que encienda las luces, radio y televisión durante pequeños intervalos de tiempo. Consulte en los establecimientos del ramo.
  • La existencia de ropa tendida puede indicar la presencia de personas en la vivienda.
  • Deje un teléfono de contacto cuando se encuentre de vacaciones.
  • Nunca deje en la puerta una nota que informe de su ausencia.
  • No deje la llave debajo del felpudo o en lugares al alcance de desconocidos.
  • Si pierde o le son robadas las llaves, cambie de cerradura. Hágalo también si comienza a habitar una vivienda anteriormente ocupada.
  • Presencie siempre la reproducción de llaves.

Que hacer:

  • Si al llegar a casa encuentra la puerta abierta o forzada, no entre y llame inmediatamente a la Policía.
  • Si descubre un robo en su vivienda, llame a la Policía inmediatamente. No toque nada y procure dejar todo como se lo encuentre. Mientras llega la Policía, intente hacer inventario de lo robado.
  • Se recomienda denunciar siempre el robo a la Policía. Cuando hay una exposición de objetos robados, la copia de la denuncia es un documento muy valioso para la reclamación.
  • Presente reclamación ante su Compañía de Seguros, acompañando relación de lo robado y su valoración aproximada.
  • En caso de asalto, no oponga resistencia; su vida es lo más importante.
  • Procure captar los máximos detalles de los asaltantes: aspecto físico, ropas, edad, idioma, acento, etc.

En caso de Incendio

Como evitarlos:

  • Limpie periódicamente o sustituya el filtro de la campana de humos y revise los conductos de evacuación al menos una vez al año.
  • Sitúe los mangos de las sartenes hacia el interior de forma que no sobresalgan.
  • No guarde líquidos inflamables en la cocina.
  • Evite cocinar con mangas anchas.
  • Evite corrientes de aire en la cocina, que podrían apagar los fuegos y permitir una fuga de gas.
  • Vigile los líquidos puestos en el fuego ya que al hervir pueden derramarse y apagar la llama. El gas seguirá saliendo sin arder.
  • No deje recipientes al fuego cuando se ausente de su domicilio, aunque la ausencia prevista sea muy corta.
  • No tape las rejllas de ventilación de la cocina y límpielas correctamente.
  • Si se interrumpe el suministro de gas mientras lo está utilizando, cierre todas las llaves de paso hasta que se restablezca el servicio.
  • Utilice ceniceros grandes que contengan agua. No olvide cigarros encendidos.
  • No fume nunca en la cama o acostado en el sofá.
  • Respete las prohibiciones de fumar.
  • No fume mientras manipula líquidos inflamables como lacas, barnices, pinturas, etc.
  • Mantenga cerillas y encendedores lejos del alcance de los niños.
  • No vacíe los ceniceros en el cubo de la basura sin haber comprobado la inexistencia de alguna colilla mal apagada.
  • Instale pantallas de protección en la chimenea.
  • No deje encendida la chimenea si se ausenta.
  • No utilice gasolina u otros líquidos inflamables para encender la chimenea.
  • Desconecte los aparatos eléctricos que no se usen.
  • No conecte varios aparatos a la misma toma de corriente, o si lo hace, no sobrepase nunca la potencia máxima admitida por el mecanismo.
  • Corte la corriente, desconectando el magnetotérmico correspondiente o diferencial, antes de manipular la red eléctrica.
  • Nunca manipule aparatos eléctricos con el suelo mojado.
  • No realice arreglos provisionales, “chapuzas” en lámparas o aparatos si no es un especialista.
  • No dude en avisar a un técnico ante una instalación eléctrica defectuosa.
  • Antes de instalar un electrodoméstico, lea cuidadosamente las instrucciones del fabricante.
  • Desenchufe la plancha eléctrica cuando, por cualquier motivo, deje de planchar.
  • Consiga una correcta ventilación de los electrodomésticos (televisor, vídeo, aparatos de hi-fi, etc.).
  • No cubra los cables eléctricos con alfombras, mantas u otros elementos combustibles y poco disipadores de calor.
  • No cubra las lámparas de incandescencia con tejidos o papeles.
  • No deposite elementos combustibles (ropa, papel, etc.) sobre fuentes caloríficas como radiadores eléctricos, estufas de gas o electrodomésticos.
  • No utilice braseros como elementos de calefación en mesas camilla. Suelen ser causa de incendios graves.
  • Cierre la llave de los quemadores, mural o bombona cuando no utilice el gas. Al acostarse, compruebe que todas las llaves están en posición correcta. En ausencias prolongadas, cierre todas las llaves, incluida la del contador en el caso de servicio de compañía de gas (según la normativa vigente).
  • Revise periódicamente las instalaciones de gas (cocinas, calentadores, estufas, etc.).
  • Cambie las gomas de alimentación de las instalaciones de gas según sus fechas de caducidad.
  • No utilice gases combustibles en recintos pequeños y sin una correcta ventilación.
  • Para la detección de fugas de gas en conducciones, utilice agua jabonosa.
  • Haga una revisión general, antes de acostarse, observando si se ha cerrado la alimentación de gas y si hay aparatos eléctricos encendidos o colillas mal apagadas.
  • Al acostarse, cierre todas las puertas.

Que hacer:

  • Si advierte olor a gas, no encienda cerillas o mecheros ni accione interruptores eléctricos; ventile la habitación y cierre todas las llaves de paso del gas.
  • Si prende el aceite de la sartén, tápela con una tapadera o trapo húmedo. Jamás intente apagar el fuego con agua.
  • No emplee agua para la extinción de un fuego en un aparato eléctrico, excepto en el caso de que haya cortado previamente el suministro eléctrico general, o desconectado el aparato.
  • Intente apagar el fuego, sólo si es pequeño y se puede controlar. Nunca ponga en peligro su integridad física.
  • Avise a los Bomberos dándoles los datos necesarios para su rápida intervención. A la llegada de éstos, siga sus instrucciones.
  • Corte la corriente eléctrica y la entrada de gas.
  • Es muy importante que conozca las posibles vías de escape: si intenta apagar el fuego, debe situarse entre éste y la vía de escape.
  • Si su ropa se incendia, no corra. Túmbese en el suelo y ruede sobre sí mismo.
  • Si se le prende el pelo, ponga la cabeza debajo de un grifo o cúbrala con un trapo amplio.
  • En caso de no poder escapar, enciérrese en una habitación, tape las ranuras de la puerta con trapos mojados para evitar que entre el humo y pida auxilio.
  • El humo es el primer y más grave enemigo, causante de la mayoría de las víctimas en los incendios. En pocos segundos puede dejarle sin sentido. Recuerde que siempre le quedará una reserva de oxigeno a nivel del suelo (el humo es menos denso que el aire y tiende a subir). Camine a gatas y protéjase la boca con una toalla o trapo húmedo.
  • Cierre siempre puertas y ventanas, al abandonar el local incendiado, para evitar corrientes de aire que avivarían el fuego. No utilice los ascensores.

Si se encuentra amenazado por el desarrollo de un incendio:

  • Mantenga la calma.
  • Piense en las posibles vías de escape.
  • Gatee entre el humo, conteniendo la respiración y cerrando los ojos cuanto pueda.
  • Cierre todas las puertas entre usted y el humo. Tape las ranuras de las puertas con trapos y mójelos si tiene agua.
  • Busque una habitación con ventana exterior. Si puede salir, sin excesivo riesgo, hágalo. Si esto no es posible, hágase ver, y espere la llegada de los bomberos.
Descargar documento:

Consultas

Si no encontró lo que estaba buscando en estas recomendaciones, envíenos su consulta y le contestaremos a la brevedad.